lib.mainmenu_1

 
 

Creación de capacidad comercial

Fomentar la capacidad de los países en desarrollo y economías en transición para participar en el comercio mundial es cada vez más decisivo para el crecimiento económico de estos países.

La capacidad de las empresas de estos países de comerciar a nivel internacional depende de sus posibilidades de integrarse en las cadenas de valor mundiales establecidas por las sociedades transnacionales. Por una parte, ello exige trabajar el lado de la oferta, permitiendo que las empresas fabriquen productos con un elevado potencial de exportación tanto a nivel de cantidad como de la calidad requerida por los mercados. Por otra parte, se requiere evidencia de la conformidad del mercado, permitiendo a estas mismas empresas asegurar que sus productos cumplen con estándares internacionales relevantes, particularmente con los requisitos de los compradores privados y con los requisitos técnicos.

En el lado de la oferta, la ONUDI seguirá apoyando a las empresas en sus esfuerzos por ofrecer productos competitivos, seguros, fiables y coste-efectivos en los mercados mundiales. Para ello se requiere identificar sectores y productos que tienen potencial competitivo y son adecuados para la creación de valor local, así como analizar y evaluar tendencias del rendimiento industrial a nivel nacional, regional y global y formular estrategias y políticas encaminadas a aumentar la competitividad industrial, superar los obstáculos técnicos al comercio y cumplir con las medidas sanitarias y fitosanitarias. Además, la ONUDI presta asistencia a los países en desarrollo y economías en transición para modernizar sus procesos de fabricación en los sectores con gran potencial de exportación para que alcancen niveles internacionalmente aceptables y para apoyar la creación de consorcios de exportación – un tipo especializado de red de PYMES – y el diseño e implementación nacional y regional de programas de creación de capacidad comercial centrada en productos básicos. Estas actividades se llevan a cabo en cooperación con organismos asociados internacionales como el Centro Internacional de Comercio (UNCTAD/OMC), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Común para los Productos Básicos (FCPB), y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Respecto a la conformidad, la ONUDI continuará ayudando a las empresas a cumplir con los estándares internacionales y los requisitos del mercado, y proporcionará asistencia a los países que se han adherido recientemente a la OMC, o están en proceso de adhesión, para que cumplan los requisitos y obligaciones establecidos por el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC y el Acuerdo sobre la Aplicación de las Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.  Con este fin, es preciso desarrollar las capacidades de los organismos de normalización nacionales para realizar servicios internacionalmente reconocidos de ensayo y calibración de productos sobre la base de análisis de las deficiencias en la infraestructura y servicios de metrología, actividades de ensayo e inspección, y establecer instituciones de acreditación de laboratorios, entidades certificadoras de sistemas y órganos de inspección.

La ONUDI también proporcionará asistencia para abordar la creciente importancia de los requisitos del sector privado para los sistemas de empresa y normas sobre productos. Son de particular relevancia los estándares relacionados con la higiene e inocuidad de los alimentos (ISO 22000),  la gestión de la calidad (ISO 9001), la gestión ambiental (ISO 14001), y la responsabilidad social (SA 8000). También apoyará a los productores  para que puedan llevar a cabo autodeclaraciones de conformidad, como las marcadas por la Comunidad Europea, entre otras. La responsabilidad social empresarial (RSE) es también un área donde los compradores internacionales están requiriendo un mayor cumplimiento de los exportadores, especialmente a la luz de la norma internacional sobre responsabilidad social (ISO 26000).