lib.mainmenu_1

 
 
Friday, 01 November 2013

Conferencia de la ONUDI en el Perú reúne a los ministros de Industria de América Latina y el Caribe

LIMA, 1 de diciembre de 2013 - Más de 30 ministros y viceministros de industria de la región de América Latina y el Caribe se encuentran en la capital peruana hoy para una conferencia, organizada por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

La Conferencia Ministerial de la ONUDI se ocupa de la importancia de la producción industrial y el comercio para el crecimiento económico inclusivo y sostenible en la región, con especial referencia a la contribución de la innovación y transferencia de tecnología para el desarrollo industrial sostenible, y el papel de la ONUDI en este contexto.

"Hay un consenso creciente de que los países de América Latina y el Caribe necesitan desarrollar políticas industriales proactivas en el ámbito nacional y regional, y la ONUDI está dispuesta a apoyarlos en esto", dijo el Director General de la ONUDI, LI Yong.

"La región tiene un enorme potencial para avanzar económicamente en las próximas décadas. Sus recursos naturales, la población, la fuerza de trabajo y el mercado regional sólo fortalecerán el poder de la región en cuanto a su integración económica, política y cultural".

Los participantes señalaron que las cifras de producción en el PBI regional se han reducido en las últimas décadas debido a la liberalización financiera, las importaciones competitivas, los problemas estructurales nacionales y regionales, y el bajo nivel de las inversiones directas sobre las actividades productivas.

Lo que se necesita hoy es la diversificación de la estructura productiva, teniendo en cuenta las nuevas exigencias de la sostenibilidad, la promoción del progreso tecnológico y el fortalecimiento de la inclusión social. Esto hará que la producción sea más intensiva en conocimiento, y generará un efecto positivo sobre la productividad, la competitividad y la creación de empleo cualificado. La región también debe promover el cambio estructural. Las economías más diversificadas y complejas son más resistentes en los momentos de dificultad y de incertidumbres. El papel activo del Estado es esencial para fomentar la industrialización, con una inversión dirigida a la provisión de bienes públicos y las políticas sociales, dijeron los participantes.

La región de América Latina y del Caribe en su conjunto es la quinta economía mundial, con un PBI de cuatro trillones de dólares (después de la UE, EE.UU., Japón y China) y el cuarto, con un PBI de seis trillones de dólares en PPA (paridad del poder adquisitivo, después de la UE, EE.UU. y China). ALC tiene un 9 por ciento de la población mundial. Eso es más que la población de los EE.UU. o de la UE.

Para mejorar el desarrollo industrial en América Latina y el Caribe, la integración regional debe ser reforzada. En conjunto, los países pueden hacer frente a los problemas estructurales, como la infraestructura deficiente, la insuficiente cualificación de los trabajadores, el bajo nivel de inversiones en investigación y desarrollo, la innovación, el bajo nivel de competitividad y productividad y el excesivo tiempo necesario para crear nuevos negocios. Los avances en estas áreas son esenciales para el desarrollo industrial de la región, señalaron los participantes.

Para obtener más información, póngase en contacto con:

Carlos Chanduví
Jefe del Programa Regional de la ONUDI para América Latina y el Caribe

Opens window for sending emailEmail